70 Recetas Para Triunfar En La Vida – Parte VII

Setenta Recetas Para Adquirir Una Gran Personalidad Y Triunfar En La Vida – Parte VII
Por D. Schwartz


60- No pretenda que las personas sean perfectas: La gran limitación de ciertas personas es que esperan que los demás no tengan defectos.

Un directivo de empresa no lograba tener paz ni estimación hasta que logró convencerse que la perfección no se halla en este mundo, y que precisamente los defectos de la gente contribuyen a una variedad provechosa en la vida. Hay que partir de estos hechos:

1- Nadie ha alcanzado la perfección. Algunas personas están más cerca de ella que otras, pero nadie ha llegado.
2- Cada uno tiene sus razones para ser diferente. Al Dios sapientísimo le gusta mucho la variedad. "Cuando crea una persona, rompe el molde. Así que no habrá dos personas iguales jamás". Usted no tiene porque aprobar los defectos del otro, pero tampoco tiene porqué tenerle antipatía por ser así. El tiene derecho a pensar distinto de usted. Tiene derecho a ser de otro partido, de otra religión, de otros gustos. No queramos que todos sean hechos por un mismo molde.
3- No sea un eterno reformador que quiere cambiarlo todo y no se contenta con nada de lo que se hace. Practique este gran lema "vivir y dejar vivir".
4- A la gente le gustan las personas tolerantes que aman a todos y pasan por alto sus errores.
5- Acepte a cada uno como es: ni 100 por 100 malos, ni 100 por 100 buenos. Todos con muchos defectos, pero deseosos de ser mejores.

"Antes acostumbraba a disgustarme por muchos detalles. Ahora me divierto con esas cosas porque veo que hacen más variada la vida. Si dejamos nuestro pensamiento incontrolado, vamos a encontrar defectos y antipatía en toda la gente. Pero si lo dirigimos a lo bueno, vamos a encontrar muy simpático a todo mundo y gozaremos mucho más de la vida"(Schwarts).

Recuerde lo que dijo Jesús: "Cómo es que se dedica a mirar la basurita que hay en el ojo ajeno, si usted tiene una viga en su propio ojo?" (S. Mateo 7,3).

61- Use la conversación generosa: Ella gana amigos y acerca a la gente hacia nosotros. La mayor parte de la gente habla más de sí mismo y de sus cosas, que de los demás y de los asuntos que interesan a otros. La conversación generosa es: hacer hablar al otro de sus asuntos.

La conversación generosa nos lleva a saber lo que hacen los demás, y lo que han hecho, lo que opinan y lo que desean. Conocí un gerente que tenía muchos amigos, no porque hablaba mucho, sino porque su conversación era generosa, o sea: era un buen oyente: bueno para hacer preguntas, bueno para hacer que los demás hablaran más que él. Se interesaba por lo que decían los demás. Era generoso en el elogio. Deseaba que fueran los otros los que dieran las soluciones. Cumplía lo que recomendó el apóstol Santiago: "Cada uno debe ser pronto para escuchar, pero muy moderado para hablar".

La gente "grande" monopoliza el escuchar. La gente "pequeña" monopoliza el hablar.

62- Consiga el hábito de la acción: Lo primero que se necesita es que usted sea una persona de acción. Nada llega pensando solamente. Desde un rascacielos hasta la comida para un pobre, son resultados de una idea sobre la cual se actuó.

Los afortunados son activos. Los mediocres dejan de actuar y se esfuerzan por probar porqué las cosas no se pueden hacer.

El activo sabe que algo hay que hacerse, y lo hace (por ejemplo planea una vacación y se la toma). El pasivo sabe que algo hay que hacerse y no lo hace (sabe que hay que enviar una tarjeta y no la envía). El activo hace. El pasivo como no encuentra ya hechas las cosas, no actúa. Al pasivo, cobarde y perezoso, le dice la Biblia: "Le llegará la miseria y la ruina. Detrás de su pereza viene su pobreza" (Ecl.).

Gran cantidad de planes no llegan a ser realidad, porque decimos siempre: "Lo empezaré algún día...en vez de decir "lo empezaré hoy mismo". Las cosas hay que hacerlas de una vez y sino no se hacen.

63- No pase los puentes antes de llegar a ellos: A los problemas hay que hacerles frente a medida que aparezcan. El secreto del éxito no es no tener problemas. El secreto es encontrar soluciones.

León Bloy, el famoso escritor, dejó escritos unos renglones formidables: "Jamás los acontecimientos temidos por mí, han tomado el mal cariz que mi asustadiza fantasía me hizo presuponer. La Divina Providencia, con misericordia silenciosa desarrollaba su plan y he aquí el resultado: Todo se arreglo de la mejor manera, mejor de lo que yo esperaba; mejor de lo que yo jamás me hubiera podido imaginar. Para Dios no hay ninguna situación insoluble, cuando con entera confianza en El, estamos seguros de que sus planes no quieren más que nuestra alegría, nuestra completa alegría.”

Por eso el rey David dijo a los que temen el futuro: "No tengan miedo: los que confían en Dios serán dichosos". Y S. Margarita decía a los que se asustaban por los problemas venideros: "Animo, la ayuda de Dios sólo dejará de llegarnos cuando a El se le acabe su poder, o sea, nunca!

64- Los que ahora triunfan han sido machacados por situaciones de perdida: Un hombre se presentó como candidato al concejo y perdió las elecciones. Se presentó como diputado y fue derrotado. Se lanzó de candidato al Senado y perdió también. Y saben en qué terminó? Llegó a ser presidente de los Estados Unidos. Se llama Abraham Lincoln. Ciertas ideas de triunfo lo único que necesitaron fue una persona constante que nunca se desanimó ante las derrotas, que nunca creyó que las derrotas eran definitivas.

Los derrotados fueron noqueados por la derrota y se quedaron ahí en el suelo o salieron corriendo. En cambio los que hoy están triunfando también fueron golpeados fuertemente por los fracasos, pero se levantaron y siguieron luchando. Empezaron perdiendo diez años de ahorros en los primeros meses de negocios, pero en vez de llorar como niños, se dijeron: "Con esto estoy aprendiendo". No dejaron de jugar por haber sido derrotados. Pero se propusieron JUGAR MEJOR LA PROXIMA VEZ.

Tamerlan, famosísimo guerrero, llevaba siete derrotas seguidas. Estaba desanimado. Se recostó contra una pared y con su espada derribó una hormiga que subía por el muro. La hormiga empezó a subir de nuevo, y Tamerlan la volvió a derribar. Siete veces derribó el guerrero a la hormiga con su espada, y siete veces empezó otra vez el animalito a subir pared arriba. Entonces Tamerlan se dijo: "No me dejaré vencer en constancia por una pequeña hormiguilla", y mandó tocar trompeta para el nuevo combate, y venció, y de victoria en victoria, llegó a ser dueño de la mitad del mundo.

Por eso Jesús decía: "Los que perseveran hasta el fin, esos serán los que consiguen la victoria definitiva (S. Marcos 13,13) y con vuestra paciencia salvaréis vuestras almas (Lucas,21, 19).”

Salvar alguna cosa de cada descalabro, aprender la lección y seguir adelante. La derrota nunca es definitiva!

Los antiguos decían: "Cuando un bobo va por un camino o se acaba el camino o se acaba el bobo". Aprenda de él esa lección.

Que lo despidieron? Ese despido puede ser la bendición más grande de su vida. No se desanime, sáquele provecho. La mente le va a dar soluciones antes de lo que usted esperaba.

Decir: Esto me sucedió por mi mala suerte, no arregla nada. Diga más bien: "cómo hacer para que este fracaso no me vuelva a suceder?". No eche la culpa a la mala suerte.

Dedíquese a buscar soluciones, y Dios y su mente se las proporcionaran.

65- No quiera ir al triunfo por los atajos: Fácilmente no se llega a nada importante. Edison descubrió los bombillos eléctricos después de fracasar en miles de experimentos. Moisés y su pueblo llegaron a la Tierra prometida sólo después de pasar 40 ños sufriendo en el desierto. Dios no vende sus triunfos a bajo precio. Se los ofrece a quienes no se cansan de luchar, "los éxitos son de Dios, pero El se los da a los que se esfuerzan.”

66- Dígase a si mismo: "Hay un medio para resolver esta situación". Si usted se dice "es inútil, ya no hay modo de resolver este problema", los pensamientos negativos son atraídos como mosquitos y lo convencen de que usted no es capaz, y queda aplastado. Crea en cambio: "Hay un medio de resolver este problema", y los pensamientos positivos brotarán dentro de su mente para ayudarle a encontrar la solución. Su mente es una fábrica de soluciones.

Lo importante para triunfar es: creer que sí hay un medio para obtener el éxito. El alcohólico sólo será capaz de vencer su alcoholismo cuando crea que sí hay un medio para vencerlo.

Escriba las fórmulas que se le ocurren para solucionar su problema aunque no sean muy fáciles. Escríbales. De pronto, cuando menos piensa, va a encontrar la solución.

67- La Formula para ser derrotado es: N.S.C.E.I. "No Soy Capaz: Es Imposible". Hay que convertir toda esa energía negativa que tira para atrás, en energía positiva que echa para adelante. La fórmula mágica es: Creer Que Sí Puede. Es la frase famosísima descubierta por San Agustín hace 15 siglos: "Si otros pudieron por que no voy a peder yo? O el gran descubrimiento de San Pablo: "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece".

68- Búsquele el lado bueno a la vida: No se queje de que le hayan cobrado $500.oo por la consulta. Alégrese de que haya tenido los $500.oo y lo necesario para los remedios. No se queje de que el mercado le haya costado $3.000.oo Bendiga más bien a Dios porque le ha concedido los $3.000.oo para ese mercado.

Recuerda: cuál es la diferencia entre el triste y el alegre, según los ingleses? Les presenta una botella de whisky hasta la mitad. El optimista se alegra por esa media botella de whisky que le regalan, pero el pesimista se entristece por la otra media que allí falta.

Es así usted en la vida? Vive amargado por lo que no hay?, en vez de alegrase por lo que sí hay de bueno? No sea suicida! Vea el lado bueno y se curará del desaliento!

69- El asunto importante es: A dónde quiere llegar usted? La sociedad moderna no deja el futuro al azar. Lo estudia, lo planea y así obtiene grandes triunfos. Y usted sí va a dejar su futuro al azar?

Hágase una imagen de usted mismo para dentro de 10 años Visualice su futuro. Antes de empezar a caminar tiene que saber a dónde se dirige. Póngase bien claro la meta, el objetivo que ansía. Una persona no estará haciendo mucho hasta que la meta y el objetivo por el cual trabaja posean todo lo que hay en él.

Todos tenemos deseos de tener éxito, pero pocos de nosotros nos rendimos ante nuestros deseos. Por el contrario, los asesinamos. Hágase una imagen suya, triunfante, para dentro de 5 ó 10 años. Para hacer algo grande hay que pensar en qué es eso algo grande que deseamos obtener.

Un día hice una perrera para mi perro lobo. Me quedó horrible. Consulté con un amigo arquitecto, y él me preguntó: "Hizo usted un plan antes de construirla?" "No". Pues ahí está el secreto. Nada puede resultar artístico si no se planea bien antes de tratar de hacerlo. Así nos pasa a tantos: no nos hacemos un plan de lo que deseamos conseguir, y por eso no obtenemos nada que valga la pena. Ya pensó en la imagen de usted triunfante para dentro de unos años? Colóquese a usted triunfante, dentro de un tubo de vidrio: sus obras, sus metas, sus ideales: y ahora esa meta le llenará de energías. Si antes se quejaba de tener que trabajar 35 horas semanales; en adelante trabajará feliz 70 horas cada semana, sin disgusto. (Porque la mayoría de las personas afortunadas trabajan más de 60 horas semanales. Nadie ha llegado al éxito trabajando sólo 48 horas por semana) La cosa más maravillosa acerca de la selección de una meta es: que lo mantiene activo para alcanzar su blanco.

70- Hay cinco modos de suicidarse respecto al exito.

1- Autodepreciación: no soy capaz, no sirvo para nada
2- Seguritis: si ya estoy bien así, para qué pretender algo mejor? Todo anda bien, no hay nada qué mejorar ( De veras?)
3- A los otros no les parece que cambiemos: (y la crítica de las personas negativas paraliza el avance).
4- Me voy a retirar: el modo más fácil de fracasar es retirarse. El autoveneno más rápido es: "no hacer nada"
5- Dejemos para más tarde: el posponer las cosas es no hacerlas. No deje para mañana lo que puede hacer hoy. Envíe hoy mismo esa carta. Vaya a visitar esa persona. El buen ejecutivo, cuando sabe que una cosa debe hacerse la hace ya, sin dejar más tarde.

El progreso es: dar un paso más. Toda realización grande es una sucesión de realizaciones pequeñas. Los grandes no ganaron el éxito repentinamente. Cada paso, aunque parezca pequeño, es un acercamiento hacia la meta. Escribir un párrafo después de otro y a los seis meses tiene un libro. Si le hubieran pedido de una vez todo ese escrito, se habría desanimado. Shaw, célebre escritor, se propuso escribir 4 páginas diarias. Así por nueve años, ganando el miserable sueldo de $10.oo diarios. A los nueve años era un escritor de fama mundial. No deje usted un solo día sin hacer algo en favor de ideal que sea ha propuesto, y cuando menos lo piense lo habrá alcanzado.

70 Recetas Para Triunfar En La Vida – BONUS TRACK

2 comentarios:

  1. Después de leer atentamente, adopto la fórmula C.Q.S.P (Creo que sí puedo (5/12/2010).-

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Guau!!, quede impactado con todas las recetas. Mis más sinceros agradecimientos para aquél o aquélla que decidió escribir estas líneas, personas como ustedes son las que se necesitan a diario. Estoy seguro que con todos estos consejos ya soy un triunfador. Genial...

    ResponderEliminar