Cómo desarrollar la fortaleza mental: "13 cosas que no debes hacer"

Durante todo el tiempo los ejecutivos están preocupados por la fortaleza física y la salud, cuando se llega a esto, la fortaleza mental puede significar aún más. En particular, para los emprendedores, numerosos artículos hablan sobre las características esenciales de la fortaleza mental: tenacidad, optimismo, y una habilidad infalible.

Sin embargo, también podemos definir la fortaleza mental mediante la identificación de las cosas que los individuos mentalmente fuertes no hacen. El fin de semana, me quedé impresionada por esta lista compilada por Amy Morin, una psicoterapeuta y trabajadora social clínica, que la ha compartido en Lifehack.

Creer Y Vencer

Las adversidades que nos presenta la vida condicionan de manera definitiva nuestra actitud hacia ella. Nuestras actitudes, a la vez, influyen de manera determinante en nuestra forma de encarar la rutina diaria. Esta es una dinámica ineludible del vivir y no existe posibilidad alguna de evadirla. Solo queda aprender a desenvolverse en este "juego" donde las reglas han sido establecidas desde siempre: o salimos victoriosos del proceso o el proceso nos derrota.

La vida misma ha demostrado que las únicas personas que salen siempre airosas al enfrentar las continuas y duras adversidades que presenta la existencia son los Creyentes. Sólo las personas que "creen" pueden superar con ventaja las pruebas. Los incrédulos son víctimas permanentes de esta dinámica impiadosa.

Conceptualmente el "Creyente" no solo está asociado a un dogma o a una doctrina. El creyente, como el término mismo lo indica, es la persona que "cree" en algo. Si bien es cierto que el carácter de este "algo" fortalece, o no, la propia creencia, su sola existencia habilita una participación ventajosa en el proceso.

Mejora Tu Estado De Ánimo Aprendiendo A Respirar

¿Estás estresado, nervioso o con ansiedad?

Resulta que si te concentras en tu respiración durante unos minutos, esta acción podría relajarte. No esperes más, pruébalo ahora antes de seguir leyendo, hazte consciente de tu respiración y hazlo de una manera profunda y tranquila llevando el aire a la zona abdominal.

Focalizar la atención en la respiración levanta el ánimo y según dos estudios recientes, practicar habitualmente este tipo de respiración consciente puede mejorar incluso la salud mental.

En un experimento que se publicó en 2011 en el International Journal of PsychoPhysiology, varios investigadores enseñaron a sujetos sanos a practicar la respiración abdominal profunda.